«Super 8» (2011): Steven Spielberg y J.J. Abrams: cóctel de lujo.

¿Qué más se puede pedir? Estos dos grandes directores se unen para hacer homenaje a aquellas películas con las que hemos crecido todos: “Los Goonies”, “E.T”, “Regreso al Futuro”. El resultado es fantástico, palabra que viene muy bien a definir la película porque su temática es aventuras, extraterrestres, años 70, y ciencia ficción.

Producida por Spielberg y dirigida por J.J Abrams, el director que nos cautivó con la serie “Perdidos” hace una batidora con las ideas y mecánica en las películas de Spielberg, le saca el máximo partido y la exprime en su forma de abstracción y representación hasta el final.

raccord_de_barba_super_8

“Super 8” cuenta la historia de unos niños que quieren realizar un cortometraje de zombies con esta mítica cámara, pero un día menos esperado son presentes de un accidente de tren, a partir de este momento sus vidas cambian, cosas extrañas e inexplicables suceden en su pueblo. ¿Qué más se le puede pedir?

La ilusión de estos jóvenes en hacer un cortometraje en aquellos años de interés y descubrimiento en el mundo del cine hace que la película arranque con gran fuerza, los personajes la llenan, incluso se enamoran, tienen celos, pero sólo son niños… El deseo por grabar es imparable, se nota en su personalidad, quieren presentar esta obra a un concurso, es difícil pero lo harán aunque tengan que mentir a sus padres.

1

Todo esto es «wonderfull» hasta que se produce el accidente y aparece “algo” que será la incógnita en toda la película y no se verá lo qué es realmente hasta el final. Irá apareciendo poco a poco y causará malestar, miedo, y muchos adjetivos oscuros y paranormales. Aquí se pone el turbo en la factoría de Spielberg, nos cautiva su puesta en escena, como se desencadenan los hechos en el pueblo, esa inocencia de los niños, de subirte con ellos a solucionar el conflicto. Además de todo esto se nota que hay una gran post-producción, los efectos especiales recuerdan a “La guerra de los mundos”.

5

El contacto realidad-ficción está tan mimado que hace que nos creamos que esto puede pasar, o algo por el estilo, de ahí el final, en el que todo tiene que aparecer y resolverse, puede gustar más o menos, pero su resolución es de admirar.

Como siempre estos grandes maestros quieren exponer al final de la obra su filosofía, todos somos aquel niño con la bicicleta en campo perdido en la oscuridad mirando las estrellas, preguntándonos si alguna vez algo de arriba estuvo aquí y volverá…

raccord_de_barba_puntuaciones_04_barba_cuidada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s